Categorías
Autos

Prueba de manejo: Fiat Toro

Test drive con una de las novedades más esperadas de 2016, la nueva pickup intermedia Fiat Toro. La probamos en la Patagonia argentina y estas son nuestras impresiones.

DESDE EL CALAFATE. Invitados por Fiat Chrysler Automobiles de Argentina, la semana pasada pudimos probar en la Patagonia argentina la nueva pickup Toro. El test drive original era algo corto, con pequeños tramos de 20 km de asfalto y otros tantos en tierra, pero la intensa niebla que cubrió El Calafate en los días de la presentación nos regalaron 300 km más de asfalto.

En efecto, todo el -excelente- plan diseñado por FCA para la presentación de la nueva Toro se modificó por un densa niebla, que impidió que nuestro avión aterrice y despegue de El Calafate, con los contratiempos que esto implica. Un efecto no deseado pero agradecido fue que tuvimos que manejar los vehículos de prueba por 300 km adicionales para llegar a Río Gallegos.

Si bien hubo unidades de las tres versiones que se comercializan en Argentina, la mayoría eran la tope de gama Volcano 4×4 con la novedosa caja automática de 9 marchas. Si bien pudimos subirnos a un 4×4 manual, la mayoría del tiempo manejamos la AT9, por lo que hablaremos de esta versión. Esperamos en un futuro próximo poder probar alguna manual.

Acá nos vamos a jugar de entrada: el nuevo plan Fiat Toro se ve muy bien, te guste o no. El diseño de las pickups es un gran desafío, en el que los norteamericanos apuntan a la bestilidad y los europeos y japoneses a cierto minimalismo. La Toro, si bien tiene inspiraciones como toda creación, no copia directamente a nadie y se planta con una propuesta propia.Fiat Toro

Otro tema es la funcionalidad del diseño, y ahí algunos se preguntarán, por ejemplo, si las ópticas delanteras -en tres niveles- no están demasiado expuestas en el frente para un vehículo de uso intensivo. Nosotros aplaudimos la decisión de jugarse por la estética y darle una impronta original a la nueva Toro.

La propuesta estética de la Toro llama bastante la atención de los peatones y lo que se conoce como firma lumínica, es decir, la identidad visual basada en el diseño de las luces, despierta la curiosidad de otros automovilistas. Tanto de adelante como de atrás, la nueva Toro es fácilmente reconocible de noche y en poco tiempo será un temprano clásico.

Sin embargo, es una decisión del ingeniería la que define las líneas principales de diseño de la Toro. Los ingenieros de FCA se decidieron al principio del proyecto por una carrocería autoportante y no por el clásico chasis del largueros de las pickups del segmento D, como Hilux, Amarok y demás. A diferencia de éstas, la Toro no tiene una cabina separada de la caja de carga y esto es una decisión fundamental que influye sobre todo el resto, para bien o para mal.

En el caso del diseño, le da un aspecto más compacto, más fluído, más estilizado, sin la ruptura que implica la caja separada de la cabina. Además influye en el peso (es más liviana) y en el comportamiento general, más parecido a un auto. La contracara es la robustez, que es la razón de ser de las pickups del segmento superior. Según Fiat, la Toro es capaz de cargar una tonelada como sus rivales superiores sin que su carrocería sufra. Esto, obviamente, no pudimos comprobar en dos días de pruebas.

Tag: http://fiat-toro.com/

Categorías
Actualidad

Ya probamos la Fiat Toro y te contamos todo: lo más y lo menos

La Fiat Toro es uno de los vehículos que más atención ha acaparado en las notas de Cuyomotor en este 2016 y también en las redes sociales. Hemos realizado una amplia cobertura previa con los precios de preventa, primeras imágenes extraoficiales, oficiales y ahora después del informe lanzamiento con todas las versiones y precios te contamos cómo vimos desde adentro de la presentación a esta pick up que llega para estrenar un segmento y que realmente sorprende por su performance y por su nivel de equipamiento.

Aunque no se trata de un test drive a fondo propiamente dicho, sí ofrecemos un primer acercamiento luego de haber podido manejar en ruta y en off road al menos dos de las tres versiones de esta camioneta “casi mediana” que hace días se mostró a la prensa argentina desde los hermosos, pero gélidos y nublados paisajes de la Patagonia argentina, más puntualmente desde El Calafate, uno de los extremos más australes de nuestro país, en la provincia de Santa Cruz.

Cada detalle de la ficha pormenorizada de su equipamiento lo pueden encontrar en la nota de lanzamiento, pero ahora nos aproximamos a una especie de primeras impresiones al volante de este vehículo que desde arranque Fiat avisa que no es comparable a los rivales de otros segmentos, ya que inaugura uno particular al que la marca bautiza como SUP, lo que describe como una Sport Utility Pick up, ya que combina el porte, “la altura y la ergonomía de un SUV, la robustez de un todoterreno con el confort de un automóvil, la practicidad y espacio de una pick up”.

La descripción es amplia y ambiciosa, pero bastante de eso tiene esta pick up fabricada en la planta de Pernambuco, Brasil y que comparte plataforma, motores y varias piezas con la Jeep Renegade, garantía de calidad.

¿DÓNDE LA PROBAMOS?

El primer contacto comprendió la conducción por más de 70 km, en su mayor parte en ruta y con una densa niebla, desde el Parque Nacional Los Glaciares hasta el centro de El Calafate, con tres periodistas con turnos de manejo y en este caso a bordo de la versión Freedom manual 4×2 (Freedom 2.0 16v Multijet CD 4×2 MT6).

Mientras que la segunda salida fue al mando de la tope de gama, la Volcano 4×4, la cual pudimos testear en un más que interesante circuito de conducción todo terreno, preparado al pie del Cerro Frías. Los causes, pozos, pendientes y descensos pronunciados se vieron condimentados también por la escasa visibilidad y por el hielo en el terreno, dadas las temperaturas inferiores a los cinco grados bajo cero.

Y hay que reconocer que después del paso de más de 50 conductores el nuevo fiat Toro salió airosa de las dificultades y pruebas a las que fue sometida tanto por los periodistas como por los instructores de Fiat que mostraron las cualidades de la “chata” en diferentes condiciones como se puede ver en las imágenes del breve clip.

¿QUE DISTINGUE SU DISEÑO EXTERIOR?

Sin dudas que la mayor de las pickup de Fiat es rupturista en canto a su diseño desde el mismo momento en el que vimos por primera vez su concept en la Argentina, hace un año atrás en el Salón del Auto de Buenos Aires 2015 y cuando aún su nombre era el del proyecto: FCC4. Entonces era difícil creer que ese concept con un frente tan agresivo y futurista pudiera llegar a hacerse realidad. Pero fue así y pasó a producción en Brasil con ese inconfundible rasgo hípermoderno y jugado, en el que se lucen en sus tres conjuntos de faros hi tech con tecnología LED, que se suman a la robustez de su capó y a una estilizada parrilla a tono con el logo.

Desde la vista lateral gana la línea de cintura elevada, mientras que desde la trasera los faros de pickup también innovan Las ópticas traseras con LED también innovan con su posición horizontal y alargada (con LED), aunque aquí la vedette es sin dudas el portón, que a diferencia de otras pick up se abre 50/50 en forma lateral, lo que permite mayor funcionalidad al poder acceder por partes si fuese necesario.

Sus dimensiones son generosas, pero menores a los de las pickups medianas, algo que se valorará para quienes piensen en el uso urbano y en los estacionamientos de las ciudades y playas de estacionamiento: la distancia entre ejes es de 2,99 metros, 4.915 mm de largo, 1.844 mm de ancho y 1.746 mm de alto. Y una carga de hasta una tonelada.

¿DISEÑO INTERIOR?En nuestra nota lanzamiento se pueden consultar detalladamente el equipamiento de cada una de las tres versiones. Lo que nos queda claro es que si existe una marcada diferencia entre la entrada de gama y la tope, este aspecto de la estética y confort es donde prevalecen los detalles, con una Volcano de alta gama con toques de su primo Renegade.

El interior de la Toro muestra materiales de calidad como detalles en cromo satinado, distintas texturas, colores y materiales, como las butacas de cuero en las Volcano y regulación eléctrica.

En el panel de instrumentos presenta un diseño moderno, con el cuadro de instrumentos con una pantalla digital con muy buena info de la computadora de abordo color de 7’’ en el centro (de 3,5 para las Freedom) secundada por los marcadores de velocidad y tacómetro. La tope (automática) además del volante multifunción (de serie) trae levas para el cambio de marchas y central multimedia Uconnect Touch NAV 5” (pantalla touch de 5’’ y navegador) que en el caso de la Freedom es monocromo; suma con navegador (GPS) y gestión de dispositivos por comandos de voz y cámara de estacionamiento trasera (muy útil por cierto), entre otros sistemas.

En todos los casos la posición de manejo es muy cómoda, elevada y fácil de encontrar para un conductor de estatura media, con una butaca anatómica que suman a la buena ergonomía de la cabina. La Volcano lleva regulación eléctrica de hasta 8 posiciones en el del conductor, lo que le da un plus al confort.

La habitabilidad en general es buena, con mayor espacio que su hermana menor Strada, aunque en las plazas traseras es espacio es menor (especialmente para estirar las piernas) que el de las pickups tradicionalmente medianas (Hilux, Ranger, etc), especialmente para viajes largos y si se trata de adultos dos irán más cómodos atrás.

MOTORIZACIONES

Si para algunos modelos de la marca italiana presentados años anteriores se podían criticar las motorizaciones en relación a la carrocería, en este caso nada se puede decir. El moderno propulsor turbodiésel MultiJet 2.0 16V de 170 CV, siempre responde de maravilla, sea cual sea el terreno, al menos donde tuvimos la posibilidad de probarlo y exigirlo. Y su relación tanto con la caja automática de 9 velocidades o manual de 6, dependiendo de sus versiones, es también impecable.

Tanto en ruta, durante más de 300 Km que separan Calafate de Rio Gallegos, como en el circuito off road pudimos tener esta primera impresión de gran performance, aunque restaría medir el consumo en una prueba más personalizada y a fondo. Nada que decir de la suspensión delantera y trasera, independiente; la primera con el sistema McPherson y la trasera Multi-Link. Buen comportamiento en ambos terrenos, con un andar muy suave. Notamos algunos ruidos, especialmente en terreno pedregoso al parecer proveniente de alguna de sus puertas, pero sin ser de mayor relevancia.

MIRÁ LA SECCIÓN EXCLUSIVA FIAT

El sistema de tracción 4×4 inteligente no requiere de ninguna intervención del conductor, más que elegir entre la función “Auto” que hace el sistema funcione bajo demanda, identificando la necesidad de funcionar en 4×2 o 4×4, privilegiando el ahorro de combustible y la vida útil del dispositivo. Si por algún motivo las ruedas delanteras pierden adherencia, el eje trasero puede recibir inmediatamente gran parte de la fuerza motriz, y en caso que las condiciones de tracción normales sean restablecidas, el mismo será desacoplado inmediatamente. También lleva una 4×4 low.

Sobre sus dimensiones para la aventura tiene un despeje al suelo de 241 mm, un ángulo de entrada de 25°, de salida de 29° y de rampa de 22°.

SEGURIDAD

Viene bien equipada de serie con posibilidad de agregar pack en la Freedom y la Volcano sobresale también por os asistentes de conducción. En seguridad activa trae los controles de estabilidad (ESC), de tracción (TC) y anti-vuelco (ASR). Ofrece hasta 7 airbags: es de serie el frontal doble para conductor y acompañante, el cual puede ser complementado con airbags laterales, de ventana y de rodilla para el conductor. Suma la fijación de sillas para niños con sistema Isofix.

CONCLUSIONES

La Toro llegó como una pickup que sin ser de las grandes (en realidad conocidas como las medianas del segmento y las más vendidas), se posiciona por encima de las compactas e incluso se diferencia de la Renault Oroch, con la que se ha puesto como rival, pero a la cual supera en tamaño, prestaciones y también en un mayor precio, siendo que la Volcano, puesta en calle rozará los $550.000.

Fiat con esta camioneta demuestra que puede jugar en este segmento perfectamente y ofrecer por un lado una motorización diésel de alto nivel, con equipamiento para su Volcano -es la que más nos gustó sin dudas- al nivel de un vehículo de alta gama. La atención e interés del público es notable por este modelo y ha batido los récords de consultas de los últimos meses en nuestra web y redes sociales. Ahora resta seguir la evolución en el tiempo de la Toro, una vez que el 23 de junio ya pueda salir a rodar por las calles, fecha de lanzamiento al público (en Mendoza uno será el de Lorenzo Automotores) y esperar si su salida a la venta es de tal magnitud como sucedió en Brasil, donde se comercializa desde hace meses.

Tag: plan fiat toro