Categorías
Gastronomia

5 Tips sobre pastelería que deberías aplicar

Si te encanta cocinar cosas dulces, te compartimos 5 consejos que deberías considerar en el momento de hacer preparaciones.

La pastelería necesita de exactitud en el momento de medir los productos, conocer las distintas técnicas de preparación y ciertos secretos que no todos los pasteleros revelan. Luego, te compartimos 5 tips que deberías considerar.

Prestar mucha atención a las porciones

Las recetas indican exactamente cuánto de un componente se debe utilizar, y se debería consumar con esto. Un claro ejemplo es que se debe usar una taza de nueces en trozos, se debe medir este producto como se comenta, y después proceder a cortarlas.

Productos a temperatura ambiente

Los componentes en la repostería se tienen que utilizar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario. Esto es debido a que se llevan a cabo procesos entre todo lo que conlleva la receta, por ejemplo, cuando involucra añadir polvo de hornear o bicarbonato de sodio.

El gran problema del glaseado

Cuando se sitúa esta preparación sobre la torta, puede extenderse por la preparación y sacarle el sabor. Por esto, el consejo es situar una capa fina y llevar al freezer por 15 min.

Recorte de galletitas perfectas

Para conservar los bordes frescos después de la cocción, se debería recortar con la manera deseada y se debería hacer con la masa fría. Para que ésta mantenga la frescura, se propone llevar a la heladera cuando se encuentre lista la preparación, una segunda vez cuando se haya estirado y al final una vez que ya se tengan las galletas antes de llevar al horno.

La cocción es importante

Es primordial que cuando se ponga una torta en el horno no se debe abrir para ver cómo va avanzando, debido a que se puede bajar la preparación.

Si estas interesado en adquirir grandes conocimientos culinarios a través de una carrera de cocina, te recomendamos la carrera de pastelería de Escuela Gourmet Online.

Categorías
Gastronomia

Cuánta carne y de qué tipo puede ingerir una persona a la semana

Queda en duda de varias personas cuanto es lo que se puede ingerir de carne, y las consecuencias que da consumir esta.

Varios compartirán, que un chuletón de ternera al punto es infalible. Empero si, además, dicha ingesta se crea en contadas situaciones se va a tener el beneplácito de la ciencia y las autoridades sanitarias, que recomiendan que no se tienen que ingerir bastante más de 2 raciones de carne roja, como la carne de cabrito, a la semana.

De esta forma, la junta Científico de la Agencia De Argentina de Estabilidad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sugiere en uno de sus últimos informes adoptar una dieta sana y sustentable caracterizada por un predominio de alimentos de procedencia vegetal y un consumo moderado de alimentos de procedencia animal.

En específico, se sugiere consumir 2-4 raciones/día de hortalizas (crudas y cocidas), 3-5 raciones/ día de fruta (sustituible raramente por zumo), 4-6 raciones/día de cereales (preferiblemente integrales), 2-4 raciones/semana de legumbres, 2-4 raciones/día de leche y derivados, 2-4 raciones/ semana de carne (preferiblemente de pollo o conejo y no bastante más de 2 raciones/semana de carne roja), por lo menos 2 raciones/semana de pescado (1-2 raciones/semana de pescado azul), y 2-4 huevos/semana.

La carne roja es potencialmente cancerígena

Más allá de las consideraciones sobre el efecto de la ganadería en el calentamiento global, el coto al consumo de la carne roja se produjo desde el año 2015, instante en que la Agencia para la indagación del Cáncer (IARC), el órgano de la OMS (OMS) especializado en cáncer, emitió un informe donde el consumo de carne roja ha sido clasificado como «posiblemente cancerígeno para los humanos».

Pese a esta potente conclusión, el organismo dependiente de la Organización Mundial de la Salud en ningún instante mencionó que se debe anular la ingesta de carne roja, puesto que es un gran aporte de proteínas y minerales. No obstante, sí que recomendó que se modere su ingesta. Un consejo que tiene más trascendencia en territorios como Argentina, donde se consume mucha carne roja.

Cuánta carne roja se consume en Argentina y la que se debe consumir

En específico, la recomendación oficial de la Sociedad De Argentina de Nutrición Comunitaria (SENC) es consumir como más alto 125 gramos por persona semanales de carne roja y procesada, y 325 gramos por persona semanales de carne blanca.

No obstante, un informe de la Organización no gubernamental Justicia Alimentaria-Veterinarios sin Fronteras, presentado en 2029, reveló que los hombres en Argentina ingieren 525 gramos de carne roja a la semana, y las féminas 302 gramos.

El análisis destacó además que la población infantil de Argentina ingiere entre 3,5 y 4 veces más carne que el mayor recomendado, 3,5 veces más carne roja y entre el doble y el triple de procesada, más que nada embutidos, una vez que la Sociedad De Argentina de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria sugiere que los chicos coman carne únicamente entre 5 y 8 veces a la semana.

Qué es la carne procesada y por qué es peor que la carne roja

Un componente a considerar respecto al consumo de carne roja es la carne procesada. La médica Emilia Gómez Pardo, consejera científica de la organización CRIS contra le cáncer, explica que la carne procesada es aquella que fue transformada por medio de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado, u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación.

Ejemplos claros son las salchichas, los fiambres, el jamón serrano y de York, carne en mantiene, cecina, salsas a base de carne, etcétera.

En relación a este producto cárnico, el informe de 2015 de la (IARC) manifestó que la carne procesada es cancerígena para los seres vivos, o sea, remueve el ‘potencialmente’ que tiene la carne roja. Es recomendable pedir en algun mayorista o frigorífico mayorista de cabrito si quiere consumir cabrito.

De esta forma, la consejera de Cris contra el cáncer explica que no hay un grado de consumo de carne procesada compatible con la salud. «Si se consume, a partir de CRIS contra el cáncer, y con prueba científica, proponemos que cuanto menos, mejor», explica la médica.

La carne roja, una fuente de mitos por desmentir

Argentina está en el podio en cuanto al consumo de carne. Ocupa, precisamente, el segundo puesto del continente Europeo, solo por detrás de Luxemburgo, y el décimo cuarto de todo el mundo. De acuerdo con el último informe de Greenpeace, el consumo de carne en nuestro estado alcanzó su pico mayor en 2002 y, a partir de entonces, sigue una tendencia a la baja.

La semana pasada se celebraba Meat Attraction, la Feria del Sector Cárnico de Ifema, donde los expertos realizan un parón para describir, además de las distintas bondades desconocidas de este alimento, el sitio que ocupa la industria cárnica en nuestro estado, debido a que es nuestro cuarto sector industrial y comprende 850.000 expertos.

Carlos Moreno, chef del restaurante Edvoca, participó en esta feria de la mano de Provacuno, Organización Interprofesional de la Carne de Vacuno De Argentina , con el propósito de situar en costo las características nutricionales de la carne de vacuno debido a que, defiende, «es un componente sustancial de la Dieta Mediterránea».

Para eso, Moreno desarrolló un showcooking donde demostró nuevos cortes y técnicas de faenado y el público se deleitó con innovadores platos con la carne de vacuno como componente primordial. Según Moreno, hay una desinformación general por parte del consumidor sobre las características de la carne, generalmente, y de la carne roja, en especial.

Como uno de los inconvenientes primordiales muestra el desconocimiento del consumidor de cada una de las piezas que tienen la posibilidad de consumirse del animal. «No solo existe el chuletón. Ejemplificando, la casquería, el rabo, el morcillo o el jarrete son piezas más desconocidas que el típico solomillo, entrecot, chuletón o lomo elevado, y poseen un porcentaje bastante bajo de grasa», y incorpora, «por calamidad, cada vez hay menos carnicerías y todo está envasado.

La carne está nominada por la preparación que tiene y no por su propiedad, ya que como la población no posee entendimiento de las diversas piezas de un animal ni de cómo cocinarlas, se les guía de dicha forma», aclara el chef.

Como solución, sugiere comenzar por las «enormes áreas», que sus trabajadores tengan un entendimiento más profundo del producto cárnico para lograr informar al consumidor con calidad, así como hacer más uso de las carnicerías clásicos y del mostrador.

El elevado índice de grasa de la carne roja es uno de sus reproches más extendidos. A esto, el chef responde: «Es verdad que es una carne con un índice de grasa más grande, empero el colágeno que tiene, no lo tiene otro tipo de carne, y es necesaria para el incremento de músculos y robustecer tendones y ligamentos».

La sobreexplotación es otro de los mitos con los que comulga este sector. Moreno explica que es incierto que animales como las vacas, ejemplificando, se encuentren sometidos a una explotación exhaustiva, puesto que las mismas necesidades de desarrollo de este animal imposibilitan la variación humana del proceso.

«Por magnitudes, ya que una vaca no puede estar en un metro cuadrado, pues requiere andar para que sus músculos sean fuertes; por ingesta de alimentos, no puede crecer solamente con pienso y agua, y por consumo, debido a que necesitaremos menos vacas para alimentar a más personas».

Categorías
Gastronomia

Pásate al ‘RealFooding’ con estos utensilios de cocina

Como explicamos en el artículo con ideas para llevar una vida más saludable en dos mil diecinueve, comer y también hidratarse mejor son 2 de los cambios con más efectos comprobables en nuestra salud y bienestar. En la actualidad existen multitud de propuestas para llevar un alimentación saludable y equilibrada. Ciertas, como el movimiento RealFooding que fomenta Carlos Ríos, se sirven de las redes sociales para llegar a un elevado número de público. Ríos, que es Nutricionista y Dietista de capacitación, defiende “un modo de vida basado en comer comida real y eludir los ultraprocesados. Es un movimiento que defiende el derecho a una alimentación sana para la población. Es una revolución que lucha con conocimiento y conciencia contra el lado obscuro de la industria alimentaria”.

Su filosofía ha quedado recogida en el libro Come Comida Real y su impulsor es el autor de un conjunto de Fb con más de ciento treinta y cinco mil miembros. En Instagram, donde al lado de su equipo publica recetas para poner en práctica sus propuestas, reúne a una comunidad de seiscientos sesenta seguidores. Ríos explica a EL PAÍS Escaparate que para comer en casa de una manera sana deberíamos emplear “alimentos ligerísimamente procesados, priorizando los de origen vegetal. Estos son los comestibles que llevan un solo ingrediente en la etiqueta o bien de forma directa no llevan etiqueta”.

RealFooding

Después, podemos complementarlos “con buenos procesados, sin que reemplacen a los comestibles ligerísimamente procesados. El buen procesado acostumbra a estar envasado y lleva etiqueta nutricional donde se leen entre 1 a cinco ingredientes, los que no se hallan cantidades significativas (menor o bien igual al cinco-diez por ciento del total) de azúcar añadido, harina refinada o bien aceite vegetal refinado”. Y para finalizar, para Ríos, es conveniente eludir los “ultraprocesados (más de cinco ingredientes en la etiqueta entre ellos azúcares, harinas y aceites vegetales refinados, aditivos y sal). El consumo ha de ser eventual alguna vez al mes”.

Por la experiencia del distribuidor mayorista gastronomia con las personas que demandan sus servicios, Ríos estima que en un plazo de un mes se pueden establecer las bases para mudar de hábitos. Las transformaciones que observan quienes lo ponen en práctica, explica, “son muy diferentes si bien siempre y en toda circunstancia positivas. Quizá el cambio más aparente puede ser el perder peso y grasa si bien asimismo acostumbran a hablarnos de su cambio en el paladar en el momento de estimar los sabores, cambios en la piel, el pelo, el estado anímico, etc.”

Pensando en quienes se planteen mudar sus hábitos alimentarios a diferentes proveedores gastronomicos, en EL PAÍS Escaparate hemos elaborado una lista de quince artículos que nos van a ayudar a cocinar sin grandes dificultades y, lo mejor, de forma sana. Productos para cocinar al vapor, a la plancha o bien al horno sin precisar incorporar calorías y sin abandonar al sabor.

Cocinar al vapor
Cocinar al vapor es una de las fórmulas que acostumbran a indicar los profesionales a fin de que los comestibles preserven sus nutrientes y sabor. Existen múltiples fórmulas para el microondas, el horno o bien la cocina, muy prácticas para los platos diarios.

Categorías
Gastronomia

Una cerveza de mar para unir Bolivia y Chile

Una mañana de marzo, Gonzalo Campestre, ingeniero industrial boliviano, se plantó en una playa chilena de Antofagasta mas no exactamente para darse un chapuzón. Se remangó el pantalón, cogió una garrafa de cristal y la llenó con 8 litros de agua marina. De regreso al turismo, repartió el agua en diferentes botellas de plástico y se dirigió cara la frontera que aparta Chile de Bolivia. Los aduaneros, sorprendidos, le preguntaron qué liquido contenían esas botellas. “Agua de mar”, les respondió con total naturalidad. Su idea: crear una cerveza hecha con agua marina para probar a los 2 países que el mar se puede compartir. Se llamaría La Pacífica.

Hace 3 años, Campestre abandonó su trabajo de ingeniero en La Paz para dedicarse al negocio de las ofertas de cerveza artesanal en la destileria de Santa Cruz de la Sierra, el pulmón económico del país, donde creó la cervecería Franka. “Queríamos iniciar dos mil dieciocho con un proyecto nuevo, una receta diferente y de cierta manera, se cruzó la coyuntura”, recuerda, en referencia a los preparativos del Día del Mar que festeja cada veintitres de marzo la reclamación boliviana de una salida al Pacífico.

«Este año fue muy singular por la demanda contra Chile presentada frente al Tribunal de La Haya por el presidente, Evo Morales», explica en entrevista telefónica Andrés Guzmán Escobari, analista político boliviano. Una demanda en la que Bolivia demanda el acceso al litoral que perdió hace ciento treinta y cinco años y que daña al país más pobre de América Latina. «La gente decoró su casa con la bandera del litoral, los vehículos lucían el escudo, aun se desplegó la bandera más larga del planeta (doscientos km) en la carretera que une La Paz a Oruro», cuenta el creador de Un mar de promesas infringidas (Plural Editores).

Para Campestre, el ingrediente “original”, “distinto” que le faltaba se hizo evidente. “Antes de perder la Guerra del Pacífico (mil ochocientos setenta y nueve-mil ochocientos ochenta y tres), las costas y el agua de Antofagasta eran bolivianas. En ese puerto se efectuó la invasión de Bolivia con el desembarco de tropas chilenas a bordo del Blanco Encalada”, explica. La Pacífica no solo reflejaría el deseo de Bolivia por recobrar sus cuatrocientos quilómetros de litoral sino más bien asimismo la necesidad de calmar las tensiones entre los 2 países.

De vuelta a la cervecería, Campestre y sus asociados debieron tratar, filtrar, hervir, desalinizar y balancear con malta torrada el agua recogida en Antofagasta. “Fue difícil porqué solo tuvimos 3 semanas para ir a Chile, sacar el agua, y realizar la receta para poder lanzar el producto en el Día del Mar”, recuerda el empresario. Mas el resultado, asegura, valió la pena: “Conseguimos una cerveza de cinco con ocho por ciento de alcohol, sutilmente salobre, con gusto a ahumado, a caramelo, alguna sensación cítrica y rica en minerales”.

El cervecero no desea pronunciarse sobre si es agua boliviana o bien chilena. Prefiere decir que procede de las costas de Antofagasta. “Los que si afirman que es chilena son todas y cada una de las publicaciones y comentarios de los medios de Chile. Ciertos aun nos acusaron de haberles invadido o bien de no haber pagado un tributo por esos 8 litros de agua”, narra soltando una carcajada.

No obstante, la regidora de Antofagasta, Karen Colorado, salió en defensa de La Pacífica y saludó una iniciativa que percibió como una campaña de comunicación destinada a promover la hermandad entre los dos países. “No veo nada malo en esto, todo lo contrario”, explica la regidora a este periódico. Para ella, el hecho de que Campestre haya logrado generar su cerveza es la prueba de que los chilenos no sienten rencor hacía los bolivianos y que además de esto “sí tienen acceso al mar tal y como quedó establecido en el Tratado de 1904”. A su parecer, el presidente Morales es “el único que no comprende que su pueblo desea acercamiento”.

La situación de Karen Colorado forma parte «de la narrativa oficial chilena» que procura eliminar relevancia al tema —sobre el que La Haya pronunciará un resolución en los próximos meses—, estima Guzmán Escobari que considera la solicitud boliviana precisa para devolver la vigencia del tema. «Aunque, como bolivianos, estamos divididos sobre las pretensiones del Gobierno de sostenerse en el poder, este tema trasciende las barreras políticas y nos une a todos”, explica el analista que ve en el lanzamiento de La Pacífica una manifestación más del anhelo por recobrar el mar, a pesar de su fin de tipo comercial.

“La receta agradó mucho”, asegura con entusiasmo Campestre que agotó los doscientos cuarenta litros de cerveza que logró generar desde los 8 litros de agua marina. El empresario, que se limitó a repartir su primer lote en Santa Cruz de la Sierra, ahora sueña con reeditar la experiencia y llevar su cerveza a La Paz y tal vez, cualquier día, poder unir a Evo Morales y al presidente chileno, Sebastian Piñera, cerca de una Pacífica. “Teníamos la idea de reunirlos a través de un tweet, mas no lo vimos recomendable… ¡todavía!”, otorga entre risas.

Categorías
Gastronomia

Cómo calcular el volumen de agua para la maceración y cocción en la preparación de cerveza

Cuando precisamos cambiar el volumen del lote de cerveza que estamos habituados a preparar (para desprendernos de los delivery de cervezas), podemos acabar con considerablemente más cantidad, o bien poquísima cantidad de mosto si no calculamos apropiadamente el agua que precisamos para el nuevo lote, lo que nos puede afectar nuestras esperanzas en volumen de alcohol, amargura, y otros detalles.

El cálculo del volumen de agua en la preparación de cerveza es parcialmente fácil, estos son los datos que precisan para poder calcularlo efectivamente:

Cantidad en libras de la malta que se marcha a emplear.
Cantidad en litros de la capacidad del fermentador. Por servirnos de un ejemplo, un recipiente de cuatro litros puede guardar hasta tres.7 litros de mosto más o menos, puesto que se debe dejar espacio en el recipiente para eludir desbordamientos cuando la diastasa empiece a fermentar.
Tasa de evaporación de agua por hora, a lo largo de la cocción. Generalmente son tres litros por hora, mas puede cambiar en dependencia de qué tan robusto sea el hervor.
El tiempo de cocción de la receta que se hará.
IMPORTANTE: Hay otros factores que afectan el volumen del agua que no estoy considerando en el presente artículo para facilitar un tanto el cálculo:

Pérdida de agua por absorbción de la malta – o sea, lo que queda en la malta después de la maceración.
Pérdida de mosto por falso fondo: Hay ollas que extraen toda el agua de esta forma haya falso fondo, mas otras no.
Pérdida de mosto por sedimento de ingredientes al terminar el hervor.
A lo largo de este artículo, imaginemos que haremos veinte litros de cerveza, en la que vamos a emplear once libras de malta, y una cocción de 1 hora.

Cálculo del volumen de agua para la maceración
Generalmente se usa 1 litro de agua por libra de malta que se desee macerar. Para nuestro ejemplo, se precisan once litros para macerar las once libras de malta.

Cálculo de volumen para el lavado de granos y cocción de la cerveza
El cálculo de este volumen es determinado por todas y cada una de las variables consideradas al comienzo.

Primero que todo, hay que calcular el volumen que precisamos para la cocción del mosto. Este valor es determinado por la capacidad del lote, la tasa de evaporación del agua y la duración del hervor.

En nuestro ejemplo haremos veinte litros de cerveza, con una tasa de evaporación de tres litros por hora, y vamos a hervir el mosto por una hora. Con lo que precisaríamos en suma veintitres litros de cervezas importadas para el hervor.

No obstante, como ya utilizamos once litros de agua para la maceración, le debemos quitar esa cantidad al volumen del hervor para determinar la cantidad de agua para el lavado de granos y extracción de azúcares fermentables. Esto es que en últimas:

Ya tenemos once litros de agua (mosto) en la maceración.
Necesitaremos doce litros auxiliares de agua para el filtrado del cereal y la extracción máxima de azúcares.
Esto nos da al final veintitres litros de mosto, que al hervirlos por 1 hora, van a resultar en los veinte litros que precisamos para nuestro lote.
Consideremos más ejemplos
Receta de tres.7 litros de cerveza, usando veinticinco libras de malta, y 1 hora de hervor
Para la maceración: veinticinco litros
Para el hervor: tres.7 litros + tres litros que van a evaporarse a lo largo de 1 hora = sesenta y siete litros
Para el filtrado de granos: sesenta y siete litros (hervor) – veinticinco litros (maceración) = cuatro.2 litros
Receta de doce litros de cerveza, noventa y dos libras de malta, y quince horas de hervor
Para la maceración: noventa y dos litros
Para el hervor: doce litros + cuatro.5 litros que van a evaporarse a lo largo de 1 hora y media = ciento sesenta y cinco litros
Para el filtrado de granos: ciento sesenta y cinco litros (hervor) – noventa y dos litros (maceración) = setenta y tres litros
Recomendaciones
Lo que generalmente puede afectar estos cálculos es la tasa de evaporación de agua en el hervor, en tanto que esto puede afectarse por la capacidad de la hornilla, y nuestra resolución sobre qué tan alto deseamos que sea este hervor. Por ende, es buen ejercicio determinar verdaderamente cuanta agua estamos evaporando a lo largo de este proceso.

No obstante, se debe tomar en consideración que se aconseja tener una cocción violenta en la preparación de la cerveza, en tanto que múltiples de los componentes que general sabores indeseados se evaporan a elevadas temperaturas. Asimismo hay múltiples maestros cerveceros que arguyen que una alta cocción garantiza una mejor utilización del lúpulo.

Categorías
Gastronomia

En 10 Datos: lo que debes saber de un buen whisky

El whisky es una de las bebidas alcohólicas más conocidas y consumidas del planeta y se obtiene por medio de un delivery de bebidas. Se trata de un brebaje genial para gozar de la sobremesa de cualquier comida o bien, por contra, divertirse todavía más en una celebración o bien asamblea singular.

Bastante gente lo consume combinándolo con un tanto de refresco, mas es una bebida que ha de ser ingerida sin entremezclar con otras para poder querer mejor las cualidades y matices que la transforman en un líquido muy particular. No obstante, para saber en qué momento un whisky es bueno, hay que tomar en consideración múltiples elementos. Acá hallarás diez claves de un whisky de calidad.

1. El fragancia
El whisky es una bebida alcohólica y, por ende, debe olisquear a alcohol. Mas ese fragancia no debe eclipsar a otros aromas propios de esta bebida. Los matices que recuerden a frutas o bien a madera han de ser perceptibles para el consumidor. En caso contrario, el whisky va a estar en mal estado o bien no va a ser de calidad. Es uno de los rasgos más esenciales, por el hecho de que el fragancia de un buen whisky es uno de los elementos que invitan a tomarlo. Si el fragancia falla, el whisky no va a ser nada deseable.

dos. El sabor
En el momento de saborear un buen whisky, este no puede irritar la boca ni el paladar. Con independencia de su graduación alcohólica, el sabor del whisky no puede anestesiar el gusto, impidiendo percibir el resto de matices de la bebida. Si al probar un whisky, solo sientes el sabor del alcohol, entonces estás ante uno malo o bien en mal estado. El sabor debe empapar la boca de notas de frutas y recuerdos a barrica. El whisky deja notas intensísimas en el paladar, mas jamás han de ser desapacibles.

tres. Independencia del costo
El coste no ha de ser indicativo de la calidad de un whisky. Es cierto que la mayor parte de whiskys con costos elevados acostumbran a ser buenísimos, mas es una máxima que no siempre y en todo momento se cumple. Los mejores whiskys son aquellos que, independientemente del coste que tengan, logran probar su calidad y sabor a los usuarios. En consecuencia, hay que tener en consideración cuanto cuesta un whisky de cara a nuestros bolsillos, mas jamás debe servir de prejuicio frente a la alta o bien baja calidad de una botella.

cuatro. Sin aditivos
Los mejores whiskys acostumbran a eludir los aditivos que no son propios de la preparación tradicional de esta bebida alcohólica. Por este motivo, es mejor fijarse en que la botella que se adquiera no contenga elementos que pretendan alterar el sabor auténtico del whisky. Existen algunas marcas que agregan ingredientes como el caramelo para procurar hacer su producto más comercial o bien disfrazar la presencia del alcohol. No obstante, si lo que se quiere es consumir un buen whisky, hay que eludir las botellas que cotengan estos elementos en el proceso de preparación, puesto que alteran la auténtica esencia del brebaje.

cinco. Tiempo mínimo en barrica
En el proceso de preparación de un whisky, uno de los elementos más esenciales es el de las barricas. Tras ser destilada, esta bebida ha de estar un tiempo mínimo en barriles en dependencia del género de whisky del que se trate. El tiempo cambia conforme la denominación, mas ninguno baja del año de envejecimiento en barrica. Existen algunas variedades muy escogida que requieren aun una década de tiempo de maduración para adquirir su sabor particular. Hay que rememorar que uno de los matices más acentuados en el sabor del whisky es el de la madera, con lo que la calidad y el tiempo en los barriles es esencial.

seis. Que acepte algo de agua o bien hielo
Los buenos whiskys tienen un sabor intensísimo, muy particular. Todavía de esta manera, los diferentes matices se perciben, si bien para los paladares más inexpertos se trata de una labor más difícil que se marcha superando transcurrido un tiempo. No obstante, si deseas querer las notas de sabor desde el comienzo, puedes asistirte de una pequeña cantidad de agua o bien hielo. En contraste al refresco, el agua no mata el sabor del whisky, sino rebaja un tanto su intensidad, dejando al paladar percibir más de manera fácil los contrastes que tiene.

siete. El color
Si bien el color no es tan determinante como en otras bebidas, ha de ser un indicativo de que, cuando menos, el whisky no se halla en mal estado. Su aspecto depende de muchas variables, entre aquéllas que se hallan elementos como el género de madera de la barrica y los colorantes empleados en el proceso de preparación. Los tonos más habituales acostumbran a ser el caoba, el cobre y el de oro viejo. Si el tono del whisky que adquirirás no tiene estos colores, puede ser un aviso de que no es capaz para el consumo o bien es de mala calidad.

ocho. Indicio en copa
Es un rasgo en el que realmente pocas personas se fijan, mas la verdad es que el buen whisky acostumbra a dejar un indicio observable en la copa. Al agitar tenuemente el recipiente en el que lo tomamos, el whisky deja una estela impresa en sus paredes, dando muestras de que allá se posó el líquido. Por ende, se infiere que el whisky debe ser algo espeso, menos líquido en comparación con otras bebidas alcohólicas. Es una prueba fácil que se puedes hacer en cualquier vaso.

nueve. Edad
La edad de un whisky puede ser determinante en el momento de valorar su calidad y sabor. Con el mayor paso del tiempo, esta bebida suaviza todavía más su gusto y deja percibir mejor todos y cada uno de los matices que tiene. No obstante, hay que llevar cuidado, en tanto que desde una cierta cantidad de años, el whisky empieza a perder calidad. Generalmente, el instante culminante de esta bebida se genera en torno a los diez o bien 12 años desde el momento en que se efectuó. Desde ese instante, el whisky va perdiendo cualidades y sabor.

diez. Etiquetado
Muchos de los elementos que asisten a inferir si un whisky es bueno se hallan detallados en la etiqueta de su botella. Peculiaridades como el año de preparación, su composición de ingredientes y el empleo o bien no de determinado género de barricas, es información que se puede localizar en ellas. De todas y cada una maneras, el etiquetado no puede asegurarte que estés haciendo una buena o bien mala adquiere, mas si te puede asistir a solventar ciertas dudas sobre el whisky que adquirirás.

Categorías
Gastronomia

Guía para hacer tus propios cocteles en casa

En ocasiones, bueno, prácticamente siempre y en todo momento, salir de casa suena como una tarea enorme que sencillamente no vamos a conseguir. Mas desafortunadamente, en casa no podemos tener exquisitos Daiquiris con sombrillas o bien un auténtico Cosmopolitan… ¿O bien sí? Para ello deberíamos saber ¿qué hacen los bartenders para transformar esas confusas recetas en lo que precisas para acabar la semana?

Es un planeta que suena un tanto complicado y hasta ignoto. De ahí que, te tenemos una guía para comprender qué precisas, de qué forma marcha, esas palabras que no comprendemos y sobre todo, recetas exquisitas. Vas a poder preparar tus cocteles preferidos desde la comodidad de tu hogar o bien donde se te antoje.

Palabras

Ya antes de zambullirte en Internet o en un curso de cocteleria o en un curso de bartender profesional en pos de recetas, te servirá conocer estos términos:

En las rocas: sesenta mililitros del alcohol en un vaso y hielo.

Collins: Bebida agria con agua mineral.

Lowball: Bebidas espiritosas (que vienen de un proceso de instilación) con hielo, agua o bien refresco y hielo.

Golpe o bien Dash: Unas gotas solamente.

Dirty o bien sucio: Añadir gotas de jugo de aceitunas.

Float: En el momento en que un poco de un alcohol está en un vaso sobre alcohol de otro tipo

Build o bien Construir: El proceso de preparar un coctel, desde poner los hielos en la base y también ir poniendo el resto de los ingredientes.

Chaser: Lo que se toma inmediatamente después de un shot para bajarlo

Highball: Cualquier bebida mezclada con soda

Pony: treinta ml de alcohol

Speed Rail: En donde se hallan todas y cada una de las bebidas más habituales a la mano

Twist: La cascarilla de limón pelada y agregada a la bebida

Angostura: Jugo de lima concentrado

Garnish: Ornamento. Pueden ser frutas o bien cualquier toque.

Vasos y las bebidas que poseen

El vaso colorado de celebración es cosa de tu adolescencia, asegúrate de tener todos estos vasos y enfriarlos en el congelador diez minutos ya antes de servir, tomándolos siempre y en toda circunstancia por la base.como preparar cocteles

Copa de Martini: Una copa de base larga que, como su nombre lo señala, se emplea para el Martini. Se sirve generalmente con ginebra y vermú, si bien asimismo puede hacerse con Smirnoff y una aceituna o bien un Manhattan, con Red Label y vermut colorado y un dash de jugo de lima.

Vaso old fashioned o bien rocks glass: Pequeño con base gruesa para bebidas que se sirven con hielo. Con capacidad de prácticamente ciento ochenta ml. Generalmente se utiliza para servir whisky en las rocas, cualquier bebida a base de este o bien bourbon –similar mas hecho con maíz en vez de centeno–.

Vaso Highball: Empleado para bebidas que tienen más mezclador que alcohol. Para un Scotch & Soda, un Bloody Mary con Smirnoff, jugo de tomate, sal y pimienta negra, salsa inglesa, salsa tabasco y jugo de lima.

Copas de vino: Hay una copa para vino tinto y otra para vino blanco. La de vino tinto es levemente más abierta en la parte superior. Para el vino espumoso como champaña, cavas, cidra se emplea la copa que todos hemos visto con champaña. Asimismo se pueden hacer ciertos cocteles como el Bellini con vino espumoso prosecco y puré de melocotón, o bien de una forma más casera con vino espumoso rosado y jugo de melocotón.

Copa de margarita: Evidentemente sirve para esta bebida mas asimismo para otras a base de frappé, como Daiquiri, un frappé de coñac con crema de menta o bien de ron con plátano y un golpe de jugo de naranja.

Vaso Pinta: Para tomar cerveza o bien las bebidas con poco o bien sin alcohol como una conocida Cuba Libre.

Vaso Toddy: Menos común que el resto, mas imprescindible para bebidas calientes; de cristal grueso y resistente y con asa. Para preparar un Hot Toddy, con Whisky, Ron o bien Brandy con agua caliente y miel o bien azúcar. Otra alternativa idónea para este vaso son las bebidas con café como el habitual café irlandés.

Huracán: Un vaso con base ancha y angosto ya antes de la boca idóneo para bebidas tropicales a base de frutas como las tradicionales piñas coladas o bien, naturalmente, un Huracán con Captain Morgan, Pampero, jarabe de maracuyá y jugo de limón; o bien un Earl of the Caribbean con durazno pelado, crema de coco, hielo en cubos y frappé, jugo de piña sin dulcificar, mantequilla sin sal, Captain Morgan y té Earl Grey.

Vaso de shot: Evidentemente para tomar shots de tequila o bien de lo que sea, y para medirlo en las bebidas que lo llevan o bien para cocteles como sangritas, Vochos: Don Julio, con una mezcla de cilantro, jugo de piña y menta, y un tanto de jalapeño; o bien un Samurái Mexicano: el tequila con agua disuelta en azúcar, jugo de lima y de limón refrigerado.

Herramientas

Aparte de un exprimidor, y licuadora –básicos en cualquier cocina–, estas herramientas son imprescindibles para preparar un buen coctel.

Una coctelera o bien mixer: De quinientos o bien setecientos cincuenta mililitros, acostumbra a ser de metal, plástico o bien cristal. Ciertos aun los venden con medidas y sirven para agitar las bebidas así como el hielo.

Jigger o bien medidor para cocteles: Para repartir. Tiene 2 caras con diferentes medidas de cada lado. Los pequeños son para repartir el licor y los grandes para repartir el agua o bien mezcladores.

Filtro colador: Se ajusta a la parte superior del mixer para eludir que se mezcle pulpa de los jugos o bien los hielos.

Cuchara de bar: Una cuchase de mango larguísimo para hacer mediciones pequeñas precisas y entremezclar los ingredientes.

Muddler o bien Mortero para cocteles: para desmenuzar y extraer esencia de frutas y esencias aromatizadas. Hay de acero inoxidable y plástico estriado que se emplea más para frutas y uno de madera plana que sirve para yerbas.

Cuchillo para bar. Sumamente afilado y delgado, deja hacer las rodajas de lima o bien de lo que sea preciso con hoja separada para extraer semillas. Asimismo es esencial tener un cuchillo mondador, uno corto con una curva singular para mondar los cítricos y un rallador.

Boquilla de metal o bien tapón vertedor para repartir las porciones más de manera fácil.

¿Ves? Hacer tus cocteles no es tan bastante difícil como creías. Solo precisas conocer un tanto más y hallar recetas que te enamoren. Entra a The Bar y transfórmate en tu mixólogo.