Categorías
Deportes

El Río de la Plata, ese histórico trofeo que se esfumó del BALTC

Guillermo Vilas, dos campeones en Buenos Aires, con el emblemático trofeo
Guillermo Vilas, dos campeones en Buenos Aires, con el emblemático trofeo. Foto: Archivo
35

El tenis es más grande cuánto más fuerte es su vínculo con el pasado, cuánta más historia se esconde en un triunfo, un título, un trofeo.

Un ejemplo para entender mejor la idea: Madrid, Miami, Montecarlo y Roma son torneos de igual envergadura, los cuatro corresponden a la categoría Masters 1000, esa que está sólo por debajo de los cuatro certámenes de Grand Slam. Pero no es lo mismo ganar en las canchas de Madrid o Miami que hacerlo en el Monte Carlo Country Club o en el Foro Itálico. Los cuatro reparten muchos dólares, pero sólo en los dos últimos casos hay tradición e historia de la grande.

Otro ejemplo: no es lo mismo ganar un Grand Slam en el maravilloso Melbourne Park que en el court central del All England Club, que, de tanta historia que acumula, tiene incluso las cenizas del mismísimo Fred Perry enterradas en su borde exterior.

Y no es lo mismo ganar el Abierto de Argentina alzando cualquier trofeo… que levantando otro con historia. Pese a estar lejos de las grandes capitales del deporte, el tenis argentino tenía también un símbolo que hundía sus raíces en el pasado y le daba por eso más envergadura a cualquier éxito en el presente. Era el trofeo Río de la Plata, una imponente copa robada en septiembre del año pasado de las vitrinas del Buenos Aires Lawn Tennis Club (BALTC) y que este domingo no podrá formar parte de la ceremonia de premiación en el Argentina Open. El ganador no se la llevaba, pero tenía su foto con el símbolo. Ya no.

«El club nos confirmó que este año no entregará ninguna copa», dijo la organización del torneo a La Nacion, lo que no quiere decir que el campeón se vaya el domingo sin trofeo. No, cada ganador del ATP 250 del que es sede Buenos Aires se lleva una copa… que tampoco es la original, sino sólo una réplica. La copa verdadera queda en manos de la organización que comanda Martín Jaite.

El trofeo Río de la Plata no es cualquier trofeo: data de 1893 y sólo los de Wimbledon y Roland Garros son más antiguos, destaca Nicolás Romani, capitán de tenis del BALTC. «Y es, además, el trofeo que por más tiempo se entregó en forma ininterrumpida, porque los torneos de Grand Slam se frenaron por la guerra».

En el Buenos Aires, un club que en abril celebrará los 125 años de su fundación, hay preocupación por el robo, que ocurrió tras el cierre de un torneo de veteranos. El trofeo estaba guardado en una pequeña vitrina de la sala de bridge. «Cuando hay torneos es un peligro siempre, aparece mucha gente que no es del club», dijo a La Nacion un socio de la entidad. Las sospechas en la tradicional sede del barrio de Palermo apuntan a que una pareja -«un hombre y una mujer»- estudiaron el terreno durante aquel torneo de veteranos e ingresaron al club un día después antes de la salida del sol, en un momento en el que no había vigilancia en las instalaciones.

Haya sido o no así, que el Río de la Plata ya no esté duele en la historia del club. Uno de sus socios, Lucas Possi, envió una carta a Mappin & Webb, la orfebrería londinense que a fines del siglo XIX tenía sucursal en Buenos Aires y fabricó el trofeo. Possi quería saber cuánto costaría una réplica. La respuesta fue un tanto descorazonadora: «Para entregarle una réplica en plata del trofeo dedicado al ganador del individual de tenis masculino de Buenos Aires, incluyendo finos detalles de artesanía a mano (…) y una base de madera con placas de plata, (el costo es de) aproximadamente 19.000 libras esterlinas. Para grabar detalles de la competencia y los nombres de los campeones anteriores, aproximadamente 6.000».

Es decir, 25.000 libras, casi medio millón de pesos. La cifra es demasiado gravosa para un club social, que sin embargo quiere recuperar el trofeo que alzaron jugadores como Vilas, Emerson, Nadal, Santana, Ferrero, Gaudio o Coria, entre otros. «No quisimos apurarnos porque esperábamos que apareciera, pero estamos evaluando propuestas de orfebres y para 2018 probablemente tengamos una copa», aseguró Romani. «La historia continuará».

Luis Díez, presidente del BALTC, siente que el trofeo aún puede aparecer. «Mi esperanza es que no haya sido fundido, sino vendido o guardado para algún coleccionista privado. Puede estar en San Telmo…», explicó a La Nacion. «Es improbable que la hayan robado para fundirla, creo que es más un coleccionista loco que otra cosa».

Recrear el trofeo no es un trabajo sencillo. Hace ya más de una década que la superficie plateada se quedó sin espacio para grabar el nombre del último campeón. Desde entonces estos se inmortalizan en placas en la base de madera.

La esperanza en el BALTC, en definitiva, es que al tenis argentino no le suceda lo que a la Copa Mundial de fútbol con el trofeo Jules Rimet: robado en 1983 en Brasil, 32 años más tarde sólo se encontró un trozo de la base.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/1984136-el-rio-de-la-plata-ese-historico-trofeo-que-se-esfumo-del-baltc

Categorías
Deportes

La lesión de Manu Ginóbili, tras dos geniales asistencias

San Antonio Spurs venció a Orlando Magic por 107-79 y se mantienen en el segundo lugar de la Conferencia Oeste de la NBA, con un récord de 43 victorias y 13 derrotas, detrás de Golden State Warriors, que lleva 46 triunfos.

Sin embargo, la noticia estuvo en la lesión de Manu Ginóbili. Cuando faltaban 2′ 44″ para el final del tercer cuarto, el bahiense se torció el tobillo izquierdo y pidió el cambio. Se quedaría con los dos puntos en chancha,  ya que no volvió a ingresar.

Durante los 15 minutos que duró en cancha, Ginóbili (2-2-2) tuvo dos asistencias notables, que despertaron la ovación del público. Primero, fiel a su estilo, no dando una pelota por perdida y salvándola justo con mucho sacrificio. Y la segunda, con un pase de espaldas genial, para la volcada posterior.

En la previa al encuentro ante Orlando, su entrenador Gregg Popovic, lo había elogiado de gran manera a Manu Ginóbili al sostener, entre otras cosas, que merecía tener un lugar en el Salón de la Fama, destacando sus cualidades deportivas y humanas.

Fuente: http://www.infobae.com/deportes-2/2017/02/16/la-lesion-de-manu-ginobili-tras-dos-geniales-asistencias/

Categorías
Actualidad

¿Comes fuera de casa? Considera estos siete consejos

Si por cuestiones de trabajo o lejanía de tu casa al momento de comer te toca realizar una o más comidas fuera de casa, te recomendamos considerar estos siete consejos que te ayudarán a escoger la mejor alternativa para cuidar la salud y lograr un cuerpo en forma al momento de comer en un restaurante.

No te fíes de las ensaladas

Muchos alimentos no son lo que parecen y las ensaladas no siempre son preparaciones ligeras, sino que pueden esconder muchas más calorías, grasas, azúcar y sodio del que imaginamos.

De hecho, hay ensaladas que tienen más calorías que una hamburguesa debido a que poseen salsas, alimentos fritos u otros ingredientes que incrementan el aporte calórico y reducen la calidad nutricional de la misma.

Por eso, al momento de escoger qué comer con el objetivo de obtener buenos nutrientes o no colmarnos de calorías, no debemos fiarnos de las ensaladas, pues si bien pueden ser excelentes alternativas, no todas las opciones son apropiadas.

Pescado: no siempre la mejor opción

En nuestra dieta debemos incluir al menos dos o tres veces a la semana pescado para obtener buenas proteínas y grasas de calidad que benefician el cuerpo por dentro y por fuera, sin embargo, el pescado no siempre es la mejor opción en un restaurante.

Dado que el pescado suele tener un suave sabor, con frecuencia se acentúan sus características que despiertan el apetito y agradan al paladar adicionando salsas con grasas, sodio y/o azúcar o bien, con métodos de cocción que adicionan grasas y calorías como la fritura.

Por ello, si eliges pescado supervisa bien cómo se cocina y considera los demás ingredientes que acompañan el plato, pues el pescado en un restaurante no siempre es la mejor opción.

1366 20002

Elige restaurantes que informen calorías

Los restaurantes que han analizado las calorías que llevan sus platos para declararlas posteriormente en el menú, suelen tener preparaciones más saludables según ha concluido un estudio.

Y aunque no debemos dejar de mirar la calidad de los nutrientes, la cantidad de calorías puede ser un buen paso para cuidar la primera, por ello, elegir para comer fuera de casa aquellos restaurantes que informan las calorías de sus menús puede ser una excelente alternativa para comenzar a cuidar la dieta.

Evita los fast food

Los comercios de comida rápida ofrecen alimentos de fácil preparación y muy pocos de ellos destacan por su calidad nutricional, pero lo peor es la forma en que nos animan a comer.

En un fast food como su nombre lo indica todo es rápido, el lugar suele ser ruidoso, comemos con muchas distracciones y de forma acelerada lo cual nos impide tomar conciencia de lo que ingerimos y ello, puede reducir la posibilidad de saciar nuestro apetito y/o estimularnos a comer más y más.

Por ello, evitar los fast food no sólo por la comida sino también por la forma en que comemos en ellos es clave si buscas mejorar la dieta comiendo fuera de casa.

La comida casera no es de fiar

Cocinar y comer en casa es lo más aconsejable al momento de mejorar la calidad de la dieta y proteger la salud con la misma, por eso, muchos restaurantes fomentan sus ventas denominando a sus platos como «comida casera«.

No obstante, la comida de restaurante nunca tiene iguales nutrientes ni se cocina de igual forma que la que elaboramos en casa. Incluso los restaurantes que no son fast food tienen platos colmados de calorías, según ha comprobado una investigación, por lo tanto, la comida que se vende como «casera» en restaurantes no es de fiar.

Si compras comida a una persona en particular y no a un gran comercio que vende comida, es probable que consigas comida casera con mejores cualidades que las que promocionan en grandes restaurantes, donde los intentos de incrementar la rentabilidad y facilitar los procesos masivos perjudican la calidad de los platos.

1366 2000

Escoge preparaciones simples

Si al momento de decidir que comer escogemos platos simples, sin gran variedad de ingredientes ni complejos procesos de cocción, de seguro estaremos ahorrando calorías o al menos, podremos saber un poco más acerca de lo que está ingresando a nuestro cuerpo.

Si optamos por pollo a la plancha con patatas asadas de seguro sabremos más acerca de lo que comemos que si escogemos un pastel salado de vegetales y carne, por eso, siempre es recomendable elegir preparaciones sencillas para comer fuera de casa con una calidad nutricional asegurada.

Fuente: https://www.trendenciashombre.com/nutricion/comes-fuera-de-casa-considera-estos-siete-consejos

Categorías
Food

This Is Why Cutting Onions Makes You Cry Like a Baby

In every movie about food, there’s a scene in which the main character—usually an aspiring chef—ends up bawling their eyes out while cutting onions. Anyone with an iota of cooking experience can relate. First the stinging, then the tears—every single time.

Except for maybe a rare few, cutting onions always leads to some kind of crying—watery eyes at best, full-on tears streaming down your face like you just watched a Nicholas Sparks movie at worst. But what’s the science behind it? Are we simply doomed to a life of painful onion encounters, or is there a way to avoid this all-too-common scenario?

Turns out, there are a handful of steps you can take to reduce the tears. SELF spoke to James Chelnis, M.D., assistant professor of ophthalmology at the Icahn School of Medicine at Mount Sinai, about why the sensation happens in the first place, and what you can do to ensure it stops.

When you chop onions, they release a chemical compound that irritates your eyes and triggers your tear glands.

Onions get their distinctive, pungent flavor from sulfur—the same chemical behind rotten eggs’ stinky smell. But it’s not just the sulfur that’s making you cry. Onions also contain an enzyme called synthase. When you cut into an onion, the synthase reacts with the sulfur to create a chemical compound called syn-Propanethial S-oxide. This compound is volatile and creates a gas that floats up to your eyes and triggers your lachrymal gland—the gland that produces tears. And that’s when the water works start flowing.

As science-y and scary as that sounds, Dr. Chelnis says that there’s no real danger behind the compound. “It’s just an irritant,” he explains. You could be in a room full of people chopping onions and the worst thing that will happen to you is that you tear a lot. So as painful as cutting onions may be, you’re never going to go blind prepping dinner.

Not everyone will react to the chemical with the same level of intensity.

Ever wonder why your friend can come away from a pile of onions mostly unscathed while you’re reduced to a puddle of tears? No, you aren’t just being extra dramatic. Dr. Chelnis explains that some people have naturally more sensitive lachrymal glands than others. Unfortunately, there’s no way to know ahead of time if you’re extra sensitive or not, and there isn’t much you can do to change it. But there are a few hacks you can use to alleviate the pain.

Try one of these three easy tricks to ward off the weeps.

When an onion is cold, it doesn’t release that chemical compound as easily as it would if it were warm, says Dr. Chelnis. The next time you need to cut an onion, chill it for 10 to 15 minutes beforehand. Better yet, start storing your onions in the fridge—that way you don’t even have to factor in chill time before you get cooking.

Dr. Chelnis also recommends facing a fan toward your chopping station. This will blow the gas away before it has a chance to irritate your eyes.

If you’re really really sensitive to onions, and none of these tricks are, well, doing the trick, try wearing goggles. You may look a little intense, but at least you won’t be crying.

Source: http://www.self.com/story/this-is-why-cutting-onions-makes-you-cry-like-a-baby

Categorías
Video Juegos

INFINITY WARD Y OTROS ESTUDIOS DE ACTIVISION HAN SIDO AFECTADOS POR UNA OLEADA DE DESPIDOS

Se reporta que Activision Publishing despidió al cinco por ciento de sus empleados, afectando a algunos de sus estudios internos, incluyendo a Infinity Ward y Beenox. De acuerdo con un reporte de Kotaku, aproximadamente 20 personas del desarrollador de Call of Duty: Infinite Warfare (Infinity Ward) fueron despedidas.

Durante la llamada trimestral de inversionistas de Activision, a principios de este mes, el publisher reconoció que Infinity Warfare «no fue tan exitoso como se planeaba», diciendo que «el escenario espacial no resonó con los jugadores». A pesar de haber sido uno de los títulos que mejor se vendieron el año pasado, en EUA, Infinite Warfare se quedó corto, en comparación con el éxito en ventas que fue alcanzado por entregas previas de la serie.

Kotaku contactó a Activision para obtener su declaración sobre los despidos, a lo que el publisher respondió: «Activision Publishing está reestructurando sus recursos para apoyar nuestro próximo catálogo y adaptarnos a la acelerada transición a digital, incluyendo las oportunidades para el contenido digital agregado».

Es importante destacar que los despidos sólo a Activision Publishing y otras divisiones como Activision-Blizzard, incluyendo a MLG y Blizzard Entertainment no fueron afectados, según los reportes.

Fuente: http://latam.ign.com/call-of-duty-infinite-warfare/35658/news/infinity-ward-y-otros-estudios-de-activision-han-sido-afecta